HUMEDALES EN BOGOTA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

HUMEDALES EN BOGOTA

Mensaje  Admin el Miér Mar 31, 2010 9:23 am




LA FOTO Y SIGUIENTE INFORMACION ES TOMADA DE http://sites.google.com/site/biocata/home

Humedales Bogotanos, Oasis de Vida

Cata
y Javi, los exploradores del altiplano, alistaron sus mochilas
y realizaron una travesía por los lugares sagrados de la capital. Con
botas, cámara y una botellita de agua fueron de humedal en humedal
conocieron sus historias y encantos.
[/size]


..Acompáñalos en su aventura!


Los humedales de Bogotá son
un oculto recuerdo de lo que algún día fue la sabana. Gonzalo Jiménez
de Quesada, conquistador del altiplano, debió disfrutar de un paisaje
con un mínimo de 50.000 hectáreas bañadas por grandes espejos de agua
habitados con aves provenientes no solo de Colombia, sino del mundo
entero, migratorias viajeras que volaban de humedal en humedal para
alimentarse y seguir su recorrido.
[/size]


Estos
humedales, interconectados fluvialmente, poco a poco fueron
conquistados por el urbanismo y, así, ladrillos y cemento rellenaron la
mayoría. Los sobrevivientes fueron segmentados por el asfalto, que los
convirtió en pequeños y aislados oasis de vida, entre la gran selva de
concreto que aloja a los ocho millones de habitantes de la capital
colombiana. Estos testimonios de un pasado que se muere en nuestras
manos, hoy no llegan a ocupar más de 70 hectáreas.
[/size]




Hace
no muchos años los bogotanos cayeron en cuenta de la importancia de
proteger estos oasis de vida. Vecinos de los olvidados humedales,
contaminados con aguas negras, llenos de basura y al borde de ser
rellenados, se organizaron para su protección. Es así como se empezó la
recuperación y protección del Humedal La Conejera, hace quince años.
Amigos del humedal crearon un comité, que luego dio origen a la
Fundación Humedal La Conejera, encargada de su resurrección. Ahora, los
humedales son administrados y protegidos por diferentes fundaciones, la
Secretaría Distrital del ambiente y la Empresa de Acueducto y
Alcantarillado de Bogotá.




Este
no fue un trabajo fácil. Fue necesario remover los escombros de obras
aledañas, desviar las aguas negras, canalizar aguas lluvias, controlar
las basuras, sembrar vegetación nativa y, lo más difícil, concienciar a
la gente del cuidado e importancia del área. Después de quince años de
trabajo se ven notables resultados: un frondoso bosque rodea el
humedal, abundantes aves migratorias, como los patos canadienses,
visitan sus grandes espejos de agua y la vegetación frondosa es
autosostenible; es decir, los mismos animalitos del humedal se encargan
de dispersar las semillas y el medio permite que estas se desarrollen y
crezcan sin ayuda humana.




Hoy,
los bogotanos pueden poner un pare momentáneo a la agitada vida de
reuniones, trancones y smog, para darse un baño de aire fresco y
convivir con la vida silvestre, en medio de la gran ciudad. Basta con
darse una vueltita por alguno de los trece humedales de la ciudad.
Algunos más urbanizados, con andenes y ciclo-rutas, otros más
naturales, con senderos de tierra, pero todos con ese valor intrínseco
que nos recuerda un balance armónico entre el medio y sus habitantes.




Estos
oasis de vida cumplen una función ecológica muy importante en medio de
la creciente urbe. Son grandes y vivientes esponjas y filtros de agua,
que almacenan el vital líquido y lo vierten, ya filtrado, en este caso,
al río Bogotá. Su función de almacenamiento evita desbordes en los ríos
previniendo inundaciones, y esta es una de las más grandes razones para
protegerlos. La particular vegetación que los rodea es además sitio de
refugio para aves en peligro de extinción, como el cucarachero de
pantano, propio de esta sabana y en peligro por la pérdida de su
hábitat, también es hogar de paso para aves viajeras como el pato
canadiense, que al no encontrar el reflejo de los espejos de agua desde
el aire, pierde su rumbo chocando contra la peligrosa selva de cemento.




Son
trece los humedales que hacen hoy respirar a Bogotá. Con más amigos que
los respeten, los visiten y eviten su contaminación, estos podrán ser
cada día más eficientes, sostener mayores poblaciones de vida silvestre
y, por supuesto, controlar el volumen de aguas y la calidad de nuestro
aire.



Admin
Admin

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 08/10/2008

Ver perfil de usuario http://abcmatinal.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.